Barcos y palabras inglesas en el río de la Plata

031
Pagos de la Magdalena. El Saladero.com

Kocik. En el fondo del río de la Plata hay mil barcos hundidos de España, Inglaterra, Francia y otras naciones. Buenos Aires siempre practicó el contrabando. Los porteños rechazaron las invasiones inglesas de Phopam, Beresford y Whitelocke en 1806 y 1807, pero comerciaron con los británicos con cueros y carnes. La revolución industrial necesitó los saladeros del río de la Plata. Dicen que un capitán británico descubrió la carne envasada. Había playas de matanzas en la Santa María de la Magdalena. El presidente Bernardino Rivadavia sería criticado por los nacionalistas por su cercanía a la economía inglesa. El héroe naval argentino, almirante Guillermo Brown, era un marino irlandés con casa en el barrio Boca. Juan Manuel de Rosas, el “gaucho” rubio y ganadero que gobernó las pampas con violencia católica, ganaría fama por su combate al bloqueo franco-inglés, pero moriría en Southampton. Justo José de Urquiza lo derrotó a Rosas en 1852 con ayuda brasilera, y quedó abierto el camino para la Argentina liberal.

El Matadero Buenos Aires acuarela 1830
El matadero. Carlos Pellegrini.
marina penhos quilmes
Marina Penhos

Los frigoríficos o meat packings como Anglo se instalarían en orillas malevas de Buenos Aires, entre ellos La Plata Cold Storage y más tarde Wilson. Los trenes ingleses llegarían hasta la señorial Córdoba y la bella Tucumán. Un ramal bonaerense, nacional, sería luego The Buenos Aires Western Railway. Catamarca, provincia con rico pasado nativo, tiene un pueblo llamado Londres.  Un nuevo deporte llegaba a Sudamérica. Los ingleses trajeron el fenómeno al puerto y a los ferrocarriles. Buenos Aires y Montevideo abrazaron la pasión por el fútbol. Brillaba el Alumni  club. Palabras como off-side, center-half, win, foul or referee derivarían en orsai o referí en las tribunas populares. Algunos clubs fundados por ingleses, como Quilmes Athletic Club, no permitían el ingreso de argentinos. El rival fue Argentino de Quilmes, cuyo símbolo es el mate. River Plate o Racing Club también recordaban aquél origen.

5406-Anglox10
Frigorífico Anglo de Dock Sud. Histarmar.
cámara
Enzo Bordabehere fue asesinado en el parlamento argentino.

En política, los nacionalistas denunciaron la alianza con Inglaterra como colonial, y los liberales la celebraron como fuente de riqueza.  Fue famoso el tratado Roca-Runciman con Gran Bretaña. El senador Lisandro de la Torre denunció a los frigoríficos ingleses y norteamericanos. El corned beaf y el chilled beaf eran producidos a costa de un inmoral trabajo standard, impuesto por míster Swift en Chicago,  y de estafas al Estado nacional. El compañero de la Torre, Enzo Bordabhere, fue asesinado en el parlamento argentino por un matón conservador. Juan Perón diría que odiaba a Inglaterra y admiraba a Alemania. “Mate sí, whisky no”, se cantaría. Fue famosa su dialéctica con el embajador norteamericano Spruille Braden, pero luego se llevó bien con otro embajador gringo, Stanton Griffis. Evita no visitó Inglaterra en su gira por Europa: los laboristas podían agraviarla. El Labour Party, fuerza de los hijos de escoseses y humildes reunidos en los trade unions, tuvo que ver con el Partido Laborista, la organización de los trabajadores argentinos que dio origen al peronismo.

casa inglesa

 

609071_560_480
Quinquela Martin.

Berisso, emblema de progreso argentino, tenía su famoso bar inglés Dawson, que reunía idealistas políticos. Según la leyenda allí paraba el mariscal yugoslavo Josip Broz, alias Tito, siguiendo noticias de su tierra. Un café emblema de la bohemia porteña, en pleno centro-sur histórico, fue justamente el Británico, cuyo nombre fue cambiado durante la guerra de las islas Malvinas en 1982: era el Tánico. Más bacán y conocido es el café London de Julio Cortázar. Justamente los artistas de rock enfrentaron el desafío de cantar en español una música cuyo origen parecía ser el sur norteamericano o la campaña inglesa. Los Rolling Stones o los Beatles no se mezclaron al principio con el tango, aunque sí con el samba en el Brasil. Si los Beatles eran hijos de la clase obrera, Luis Alberto Spinetta y Charly García eran rebeldes de la clase media alta. Una duquesa de Norfolk dijo que el tango era “contrario a las buenas costumbres inglesas” (1), pero era bailado en hoteles de lujo. Más romance tuvo, sin embargo, con el París nocturno donde varios extrañaban la calle Corrientes.

(1) Referencia de Carlos Fuentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s