A vítima portuguesa do peronismo

trem lisboa

Argentina teve uma lei agressiva, feita para reprimir aos trabalhadores imigrantes, entre eles muitos italianos ou espanhois que foram lendários grevistas do porto no tempo do pais rico e conservador. Desde 1902, a chamada “lei de residencia” foi combatida pelo movimento dos trabalhadores. No entanto, ninguém lembra que ela também fez parte da doctrina peronista em 1949, até hoje considerada progressista ou popular. A chamada “lei de residência” nao foi aplicada contra estrangeiros perigosos como anunciáram os deputados do Juan Perón após da guerra mundial. Teve um outro uso. O trabalhador do petróleo Antonio Guerreiro Apolónio, quem nascéu em Portugal e morava na Patagonia, ficou preso por um ano e logo foi entregue à poícia do ditador Antonio Oliveira Zalazar, quem fora visitado pela Evita na famosa viagem à Europa. O governo “justicialista” ultrapassou o texto da lei escrita pelo Miguel Cané em 1901, estabelecendo o destino final da vítima deportada, numa tirania, negando a possibilidade de obter um refúgio no Uruguai ou no Brasil. Alguns advogados procuraram um refúgio na Holanda para o trabalhador Apolónio, mas o governo de Perón deixou ele direitamente nas mãos da polícia portuguesa em 1950.

17510334_uRwCO
História de migrantes portugueses. Mário dos Santos Lopes.

O mundo do trabalho tinha de tudo: um grande laborista, o portugués Luis Jorge (Espagueti), protagonista do 17 de outubro de 1945, maior movimento social da América do Sul, tinha o sangue lusitano que também fazia sentir orgulho ao maior escritor argentino. O sul de Buenos Aires que cativou ao Jorge Luis Borges era diverso: a lei da residência era um atentado contra uma comunidade imigrante plural e solidária. Também não faltaram vítimas italianas, embora ese fosse o sangue dos funcionários que ordenavam as detençoes. O presidente Juan Perón falava que amava Italia e o ministro Angel Borlenghi era filho dum humilde trabalhador desse país. Como maior paradoxo, muitos chefes do nazismo fugiram para a Argentina, morando em San Carlos de Bariloche, Buenos Aires ou Córdoba, sem que fossem considerados “estrangeiros perigosos”. Até hoje é um tópico negado na universidade.

imagen
Sul da Argentina. Refúgio de muitos alemães fugitivos. Imagem Gabriela Dupuy.

Ver: Cuentos peronistas

The libertarian force

 

borges - 1

A democratic leader, during the time of war against fascism, received an award this year for a constancy to the creed of freedom, amid jolts of violence and corruption in the country. Nestor Grancelli Cha formed this loyalty at the very beginnings of the anti-fascism era, with teachers such as Alfredo Palacios, the first socialist deputy of América, who honored him by his achievements and protected him in his house.

He emotionally remembered his “compañeros”. His generation inherited the best of thouse capable of organizating the country in the 19th century. The reformist  critized and improved that project around 1918, when the university reform spread to South América and led the cultural force against violators.

con frondizi-1

 

There was a stronghold on the authoritarian system, where there was no maturation or benefits to reap. Grancelli Cha, who was very young at the time, denounced louded in front of thousands of people, that Perón had a “sinister plan” that the student movement would not support. Hours before in October 17, 1945, he faced a shoutout in Plaza San Martin in Retiro.

He also defended Guatemalan revolutionaries and supporters of Colonel Jacobo Arbenz, who were persecuted in Buenos Aires in 1954. And after 1955, he protected persecuted peronists, with the sologan “legalidad para todos”. Many like him, believed that Arturo Frondizi offered a successful continuation of the Juan Bautista Alberdi project. Although violence overtook everything, the generation of 45’ continued to believe in their ideals.

alfonsin - 1

Ver: Cuentos peronistas

El mito del rock en los ochenta

gulp

Antes de ser un fenómeno masivo, habían merodeado las noches de San Telmo, seguidos por bohemios y artistas. Provenían de los creativos años 60’ de La Plata, ciudad universitaria, donde los jóvenes importaban influencias musicales y modos de rebeldía pacíficos. No solo de Europa. También hubo una época libre en Brasil, en que algunos argentinos frecuentaban un morro lindero al barrio viejo de Rio de Janeiro.

La Plata reflejó un fenómeno mayor: los jóvenes de clase media rechazaban el mundo de sus mayores, en particular en el “primer mundo” con cierta bonanza económica, que permitió impulsos como huir al campo para vivir comunitariamente. En la Argentina, los chicos rechazaron el tango, que luego volvería. La calle Corrientes, pionera en la cocaína tanguera, ahora refugiaba hippies locales y activistas políticos. Por allí pasó el poeta carioca Vinicius de Moraes.

bar británico
Bar Británico. Viejo centro de bohemia y rock nacional.

Gulp, primer disco, aparece en 1985 y refleja un sentimiento de jolgorio. Llegaban libertades nuevas al país. Los Redonditos no eran un grupo militante, sino más bien anárquico, liderando la escena. Los ochenta eran una explosión creativa para el rock local. Soda Stereo sería la banda argentina con más proyección internacional.

Le seguiría el segundo disco, Oktubre, muchas veces considerado el mejor de la historia, retratando un contexto de cierto intento, por recuperar el sentido de algunas luchas libradas en el terreno político. La creatividad derivaría en canciones masivas y una popularidad interminable.

En los noventa, con desempleo y crisis, el rock se pareció al fútbol en grandes estadios. Si sonaban cada vez mejor, la frescura artesanal inicial tomaba otro color. Separados, parecieron aceptar condiciones y amistades políticas. Un viejo amigo de la banda afirmó que sus canciones tienen olores del mundo imposibles de conciliar con su postura más reciente de millonarios distantes.

Fragmento de nota de 2007, por Ariel Kocik.

El programa de Perón

el-programa

Se ha dicho que la izquierda criolla, sin masa obrera en 1945, sobre actuó tardíamente su simpatía por el alboroto social. Muchas minorías adulande un modo u otro al peronismo, con cierto papismo mayor al del papa. El comunismo denunciaba al naziperonismo, pero luego exaltó a sus herederos, con el mismo celo militante. Las cartas estaban dadas de modo diferente durante la segunda guerra mundial. El comunismo se alió al nacionalsocialismo en 1939, mientras Perón estaba por Europa.

plaza balcon
El mito hasta hoy.

Cuando Hitler rompió el acuerdo, los seguidores de Stalin se convirtieron en furiosos enemigos del nazismo, al que percibían en la Argentina. Luego de 1955 serían, con entusiasmo, denunciantes de los gorilas adversarios de Perón, buscando entrar al movimiento. Se olvidarían viejos desencuentros. Pero quedaron registros. La gente de izquierda atestiguó el inicio de la inflación en el país, y lo fechó antes del fin de la guerra, en plena era de vacas gordas. Según ellos, el programa era suba de precios y represión.

Ver Cuentos peronistas

Ver: El Laborismo, línea Cipriano Reyes, por Ariel Kocik, publicado en el libro Laborismo, el partido de los trabajadores (Capital Intelectual) 

María Roldán, a mulher trabalhista

 

maria-roldan

A explotação fabril gerou uma “temperatura de solidariedade”, nas palavras do poeta Raúl Filgueira. A ironia foi  captada por Daniel James. A mítica rua Nova York  conduzia ao “trabalho padronizado” do frigorífico, mas nela vibrava Berisso, com suas pensões de espanhóis, lojas dos turcos e vendedores de porta em porta, rostos eslavos com blusas brancas. Na língua popular, a rua estava viva (1), tinha uma música sensual e uma massa trabalhadora de diversos idiomas, imagem que povoou o tango em bairros semelhantes, como Boca e Dock Sud, imigrantes e vizinhos do porto. Muito perto, no mesmo espaço noturno, ficavam os conspiradores, os marinheiros e os padrões. A rua culminava no frigorífico Armour, em frente a ilha e a selva, onde Cipriano Reyes montou o seu refúgio . Berisso crescia em  meio a modernas indústrias e mantinha um ar gaúcho. Ali estava Maria Roldan, uma lutadora da carne e líder “laborista”. *

tango-en-berisso1.jpg

 

(1) Daniel James

*Fragmento de “María Roldán, la mujer laborista” do Ariel Kocik. Sobre uma líder histórica dos trabalhadores, protagonista do 17 de outubro de 1945, fonte do movimiento social laborista, logo o peronismo. Publicado no libro “Laborismo, el partido de los trabajadores” (Editorial Capital Intelectual), apresentado por Santiago González e Rosendo Fraga Senén na Feira do Livro de Buenos Aires em 2014.

laborismo libro.jpg

 

María Roldán, la mujer laborista

 

guruciaga - casas 2

La explotación fabril generó una “temperatura solidaria”, al decir del poeta Raúl Filgueira. La ironía fue captada por Daniel James. La calle Nueva York conducía al “trabajo estándar” del frigorífico, pero en ella vibraba Berisso, con sus fondas de españoles, tiendas turcas y vendedores puerta a puerta, rostros eslavos con blusas blancas. En la voz popular, la calle estaba viva (1), tenía una música sensual y una masa obrera en varias lenguas, imagen que pobló el tango en barrios similares, como Dock Sud y Boca, inmigrantes y portuarios. Cerca estaban los conspiradores, los marinos y los patrones. La calle culminaba en el Armour, frente a la isla y la selva, donde Cipriano Reyes montó su refugio. Berisso crecía en modernas industrias y mantenía un aire gauchescoAsí  estaba María Roldán una luchadora de la carne y líder laborista.*

nueva york - cp

 

(1) Daniel James

*Fragmento de María Roldán, la mujer laborista, por Ariel Kocik, sobre una líder histórica de los trabajadores, protagonista del 17 de octubre de 1945, origen del movimiento social laborista, luego peronismo. Publicado en Laborismo, el partido de los trabajadores (Editorial Capital Intelectual), presentado por Santiago Senén González con Rosendo Fraga en la Feria del Libro de Buenos Aires 2014. 

Osvaldo Peredo, cantor de Almagro

osvaldo peredo
Foto: Gapguiadeamores.com

Ariel Kocik. Osvaldo Peredo es un ícono del resurgir del tango. Cantor de Almagro, Boedo y otros barrios de Buenos Aires, se lo disputan las orquestas juveniles que renuevan una magia que, a la vuelta de los años noventa, encontró nuevos baluartes y respiro, para no quedarse en un museo. Testigo de noches irrepetibles, su caudal para una voz vivaz y sucia, Peredo concentra la admiración de los que empiezan a descubrir la música de sus abuelos inmigrantes.

Esquinas Porteñas - Manzi (1) - Pablo Alonso
Puente Alsina. Pablo Alonso.

Entre la atracción turística y los formatos de viejos éxitos, no es fácil alimentar esa cultura con nuevos testimonios y personalidad propia. Acaso se pasó por alto muchas veces que, antes que un género más o menos de moda, es una cultura rioplatense, que arrastra orillas y miserias, bastante lejos de reflejarse en el tango “académico” o bobo que alejó tantas simpatías.

CIMG1844-B
Un origen sureño. Imagen por Ernesto Quiroz.

Leer más: Osvaldo Peredo, cantor de Almagro (Revista El Abasto)

A boca do tango

medrano1 (1)
Luis Medrano

Jorge Luis Borges, quem nasceu em Palermo, sentia atração pelo sul de Buenos Aires, área de lendas e mitologias onde a urbe foi fundada. Borges achava que tinha uma cidade ao norte da avenida Rivadavia, e uma outra ao sul, segundo um famoso conto. Os seus heróis, os compadritos que brigavam com facas, vinham especialmente dessa terra. Era uma orilla, entre a tranquilidade da pampa e a energia do centro, onde a mistura de imigrantes e gauchos nativos, em procura de reunião social, criou o tango portenho.

03-collivadino-1903-la-hora-del-almuerzo - ab
Pío Collivadino.

A origem dessa música profunda e sensual fica nos bordéis e conventillos da boca do rio e da Isla Maciel, uma área pintoresca e interessante. Também na milonga negra e criolla. O destino do tango, como paradoxo, foram os salões de Paris e da Recoleta, como fala Carlos Fuentes, mas o tango sempre voltou para as suas origens misteriosas, como dança popular e afetiva, que reune as memórias, os sonos, a linguagem rica e misturada, o lunfardo.

colore (2)

La boca del tango

luis-medrano
Luis Medrano

Jorge Luis Borges, nacido en Palermo, sentía atracción por el sur de Buenos Aires, lugar de leyenda y mitología, donde se fundó la ciudad. Para Borges, había una ciudad al norte de la avenida Rivadavia, y otra diferente al sur, según un cuento famoso. Sus héroes, los compadritos que peleaban con el cuchillo, venían especialmente de esa tierra. Era una orilla, entre la tranquilidad de la llanura y la energía del centro, donde la mezcla de inmigrantes y gauchos nativos, en busca de reunión social, creó el tango porteño.

pio collivadino

El origen de esta música profunda y sensual está en los burdeles y en los conventillos de la boca del río y la Isla Maciel, una zona pintoresca e interesante. También en la milonga negra y criolla. El destino del tango, paradójicamente, fueron los elegantes salones de París y la  Recoleta, como señala Carlos Fuentes, pero el tango siempre volvió a sus orígenes misteriosos, como baile popular, social y afectivo, que reúne las memorias, los sueños, el lenguaje rico y mestizo, el lunfardo.

 

La época de oro

pedernera2

Racing había sido el club popular en años de Gardel, quien abrazó esa pasión en Avellaneda, donde también se hizo conservador. Transcurriendo la década infame, el club River Plate amasaba una cantera de talentos. Carlos Peucelle y el gran Bernabé, citado en algún tango, anunciaron años de gloria. Al empezar el decenio que sería peronista, alumbró un equipo que hasta hoy resuena como el mejor de la historia. José Manuel Moreno fue el crack indiscutido de la máquina de River, pero Adolfo Pedernera era el genio estratega.

Luis Medrano.

Moreno era un jugador completísimo, gambeteador y cabeceador, con un magnífico estado físico. Venía de la Boca, bailaba tango y tomaba vino. Pedernera era, aseguran, una mezcla de Di Stéfano con Pelé, también amigo de la noche. Galeano cuenta que el Che Guevara llamaba a su compañero de viaje, Pedernerita, como un elogio máximo. Otra estrella era Angel Labruna. Una vez no se sumó a un paro, y sus compañeros dejaron de invitarlo a la farra.

di-stc3a9fano2

La máquina brilló fugazmente y se desarmó por el mercado pirata de entonces. Pero pronto surgió Alfredo Di Stéfano, una flecha de Barracas, y del Uruguay vendría Walter Gómez, trenzando paredes con Labruna y Lousteau por unos años. Gobernaba el país el general Perón, que era de Boca o de Racing, según se mire. A él, los jugadores le dedicaban triunfos. Un cantito de la hinchada de Boca fue adoptado por los descamisados como canción electoral. Ser conservador y de Racing, dejó paso a ser de Boca y peronista, juntando pasiones populares.

Luis Medrano.

Por lo demás, Argentina se sentía potencia en todo. En fútbol, el orgullo criollo recordaría que la selección no ganó más copas del mundo, porque en sus mejores años no había mundiales, por la guerra de Europa. Los años de fragua del laborismo y del peronismo fueron, entones, la época de oro del fútbol argentino. El hermano sudamericano, Brasil, aún no había ganado títulos del mundo. Uruguay sí era campeón y rival durísimo. El maracanazo charrúa de 1950 pareció confirmar que en el río de la Plata se jugaba el mejor fútbol del mundo. Pero venían los años de Pelé y Garrincha y una avalancha de conquistas brasileras. Ver: http://www.cuentosperonistas.com